¡Puedes echarte las cartas a ti mismo!

¿Alguna vez has querido saber qué depara el futuro para ti? Aunque comúnmente se piensa que para poder leer las cartas del tarot se necesita un experto, la realidad es que puedes aprender a hacerlo tú mismo. Con un poco de práctica y paciencia, puedes convertirte en un lector de tarot experto y aplicar esta habilidad para obtener respuestas a tus preguntas más profundas y conocer posibles escenarios futuros.

En este artículo, te enseñaremos los pasos básicos para que puedas comenzar a leer las cartas del tarot por ti mismo y descubrir todo lo que el universo tiene para ofrecerte.

Tabla de contenidos
  1. Cómo leer las cartas del tarot a uno mismo
  2. Qué pasa si me leo las cartas muy seguido
  3. Cómo se llaman las que te tiran las cartas
    1. Cómo se colocan las cartas del tarot

Cómo leer las cartas del tarot a uno mismo

El tarot es una herramienta muy poderosa para conectarnos con nuestro ser interior y obtener respuestas a nuestras preguntas más profundas. Aunque se suele pensar que las cartas del tarot solo pueden ser leídas por expertos, cualquier persona puede aprender a leerlas a sí misma con práctica y paciencia.

Lo primero que debes hacer es familiarizarte con el significado de cada una de las cartas. Existen muchas formas de interpretarlas, por lo que es importante que encuentres una que te resulte cómoda y fácil de recordar.

Una vez que conoces el significado de las cartas, es importante que te prepares para la lectura. Busca un lugar tranquilo donde puedas concentrarte sin distracciones y enciende una vela o incienso para crear un ambiente propicio.

Antes de comenzar a barajar las cartas, piensa en la pregunta que quieres hacerle al tarot. Es importante que la pregunta sea clara y específica para obtener una respuesta precisa.

Relacionado:   ¿Cómo saber qué karma estoy pagando?

Una vez que tienes la pregunta en mente, baraja las cartas y corta el mazo en tres partes. Luego, coloca las cartas sobre la mesa y elige las que te llamen la atención. No te preocupes si no entiendes el significado de todas las cartas que salen, elige las que más te hablen en ese momento.

A continuación, coloca las cartas elegidas en un patrón específico, como la cruz celta o el patrón en línea recta. Cada patrón tiene un significado diferente y te ayudará a interpretar las cartas de manera más clara.

Finalmente, interpreta las cartas según el patrón elegido y el significado que le hayas dado a cada una. No te preocupes si no entiendes todas las cartas a la primera, la práctica hace al maestro.

Recuerda que el tarot no es una herramienta para predecir el futuro, sino para obtener una guía e inspiración en el presente.

Qué pasa si me leo las cartas muy seguido

Leer las cartas del tarot es una práctica muy común entre aquellas personas que buscan respuestas a sus preguntas y preocupaciones. Sin embargo, es importante tener en cuenta que su uso excesivo puede tener consecuencias negativas.

En primer lugar, leer las cartas muy seguido puede generar dependencia emocional y psicológica hacia ellas, lo que puede impedir que la persona tome decisiones por sí misma.

Además, las cartas del tarot son una herramienta de autoconocimiento y reflexión, no una solución mágica a los problemas de la vida. Su uso excesivo puede llevar a la persona a depender de ellas para tomar decisiones importantes, en lugar de confiar en su propio criterio y capacidad de análisis.

Relacionado:   Número 3 en lo Espiritual

Por otro lado, leer las cartas demasiado a menudo puede llevar a la persona a interpretar los resultados de manera sesgada, viendo solo lo que quiere ver y ignorando otros aspectos importantes de la situación.

Finalmente, es importante recordar que el tarot no es una ciencia exacta y que sus predicciones pueden ser influenciadas por la interpretación del lector y por las circunstancias externas.

Cómo se llaman las que te tiran las cartas

Si alguna vez has acudido a una lectura de tarot o cartomancia, te habrás preguntado cómo se llaman las personas que realizan esta práctica. Aunque el término más comúnmente utilizado es "tarotista", existen otras denominaciones que también pueden ser utilizadas.

Una de las palabras más utilizadas es "cartomante", que se refiere a una persona que utiliza cartas para la adivinación. Aunque este término es más genérico y se puede aplicar a cualquier tipo de cartas, muchas veces se utiliza para referirse a la lectura de cartas españolas.

Otra denominación que se utiliza con frecuencia es "vidente", aunque no todas las personas que realizan lecturas de cartas se consideran videntes. Este término se refiere a alguien que tiene la capacidad de percibir cosas que no están a simple vista.

Por último, también se pueden encontrar personas que se denominan "espiritistas" o "mediums", que se enfocan en la comunicación con el mundo espiritual durante la lectura de cartas.

Cómo se colocan las cartas del tarot

El tarot es una herramienta utilizada por muchos para conocer el futuro o entender mejor el presente. La forma en que se colocan las cartas es muy importante para obtener una lectura precisa.

Relacionado:   ¿Soñar con maletas de otra persona?

En primer lugar, es importante que el lugar donde se coloquen las cartas sea tranquilo y libre de distracciones. Después, se barajan las cartas y se cortan en tres montones. La persona que recibe la lectura debe elegir uno de esos montones y el tarotista lo coloca boca abajo sobre la mesa.

A continuación, se colocan las cartas en diferentes formaciones según el tipo de lectura que se quiera hacer. Por ejemplo, para la lectura de tres cartas, se colocan tres cartas boca abajo en línea. La primera carta representa el pasado, la segunda el presente y la tercera el futuro.

Para la lectura de la cruz celta, se colocan diez cartas en forma de cruz, con la primera carta en el centro y las otras nueve formando una cruz alrededor de ella. Cada una de estas cartas representa diferentes aspectos de la situación que se está consultando.

En la lectura de la herradura, se colocan siete cartas en forma de herradura. La primera carta representa el pasado, la segunda el presente, la tercera representa obstáculos, la cuarta el consejo, la quinta los aspectos positivos, la sexta los aspectos negativos y la séptima el resultado.

Es importante tener en cuenta que cada tarotista puede tener su propia forma de colocar las cartas y su propia interpretación de las mismas. Lo importante es mantener una mente abierta y confiar en el proceso.

Echar las cartas a uno mismo puede ser una herramienta poderosa para obtener claridad y guía en momentos de incertidumbre. Recuerda siempre hacerlo con respeto y responsabilidad hacia la práctica y hacia ti mismo.

¡Que la sabiduría de las cartas te acompañe en tu camino!

Hasta la próxima,

Lola Fernandez

Hola soy la autora de de este blog. Experta en esoterismo y aprendiz de blogera

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir